Técnicas de aprendizaje del idioma ingles en niños de preescolar

1. INTRODUCCIÓN

 

Hasta el momento, los maestros especialistas en inglés dirigían su trabajo hacia alumnos a partir de ocho años. De unos años a esta parte se ve ampliada la edad de la enseñanza del inglés como lengua extranjera hacia alumnos del segundo ciclo, e incluso del primero, de Educación Infantil cada vez en más centros, y se tiende Didáctica (Lengua y Literatura) a su total implantación. Esto da lugar a que maestros, que durante muchos años han impartido clases a «niños mayores», se enfrenten a niños más pequeños que no conocen y para cuya enseñanza no han sido formados: «Estos profesionales, en general, no son especialistas de educación infantil y tienen muy poca experiencia con escolares de tres a ocho años, lo cual puede suponer un escollo importante» (Pérez Esteve, 1999: 77). De ahí que les surjan muchas dudas sobre como plantear la enseñanza en este nivel. En los cuentos, es necesario establecer un punto de partida que poco a poco, irá desarrollándose y creciendo, dando cuerpo al desarrollo de la historia hasta llegar al final, que está directamente relacionado con el comienzo, formando así un circulo infinito en el que todo lo que ocurre tiene relación. Igual que en los cuentos, los acontecimientos que se producen en el aula son resultado o producto de algo, podemos ver lo que ocurre en el aula, es observable directamente pero detrás de ello hay mucho más, hay aprendizaje, experiencia, investigación, etc.; de ahí que debamos examinar todas las influencias para averiguar por qué son así las cosas.

En este sentido las técnicas son claves en el desarrollo del aprendizaje en una etapa, como es la Educación Infantil, en la que son prácticamente el único recurso, por lo cual su elección será determinante en el éxito o fracaso de todo el proceso; como afirman Ashworth y Wakefield (1994: 34): «Children learn best through play, games, make-believe, storytelling and songs. Both the context and the content of the activities need to be varied, holding the children’s interest and giving them the opportunity to participate at their own level».

Esta etapa de Educación Infantil posee unas características y unas necesidades diferentes que deben ser atendidas de manera muy especial tal y como destaca Mayor Sánchez (1989: 138): «Los primeros años son decisivos, como se ha subrayado frecuentemente, por lo que hoy se reconoce la importancia de los años escolares y muy especialmente de la etapa preescolar para mejorar la comprensión y producción del lenguaje»; esta etapa es clave para el futuro en todos los conocimientos que adquiere el niño y, más aún cuando se trata de algo tan extraño para él y tan alejado del su vida cotidiana, como es la lengua extranjera: «It is at this first stage of learning English that foundations for what may be a life-long interest in English language and culture can be laid» (Dunn, 1985: 1).

Es importantísimo de cara al futuro el hecho de que estos niños inicien correctamente el aprendizaje de una lengua extrajera no solo por los conocimientos sobre el idioma como tal sino también por su formación personal, como afirman Tragante y Muñoz (2000: 86): «… los efectos sobre aspectos actitudinales de estas experiencias [introducción de la lengua extranjera en Educación Infantil] no se limitan a una motivación positiva del niño dentro del ámbito escolar, sino que pueden tener una incidencia de mayor alcance: el desarrollo de actitudes favorables hacia el uso de la lengua, una percepción de la lengua como algo ‘no difícil’ y una mayor confianza en el potencial lingüístico personal, un incremento del interés por las lenguas en general y de los sentimientos de empatía hacia gente de otros países y sus culturas». Beatriz Rodríguez López

 

 

Importancia del ingles desde la educacion preescolar

 

IMPORTANCIA DEL INGLES DESDE PREESCOLAR:

Aprender otra lengua desde la infancia reditúa beneficios en la educación actual y futura de una persona. Todos sabemos la importancia de enseñar un segundo idioma a nuestros niños. Creemos que este segundo idioma puede ser el inglés ya que les ayudará en su desenvolvimiento como profesionales. A esta creencia se le suman los últimos descubrimientos de educadores, que creen que cuánto más pequeños sean los niños introducidos a un idioma extranjero, mejor es para ellos. ¿Por qué? Ellos creen que sus resultados escolares en general mejoran al ser expuestos a otra cultura o manera de pensar. Según ellos, el cerebro está predispuesto al aprendizaje del idioma cuando son pequeños, y esta capacidad innata dura hasta la pubertad. Los niños pequeños no tienen miedo de los sonidos, tienen una gran capacidad para imitarlos y hasta se divierten haciéndolo. Cuando llegan a la pubertad, afloran los miedos al ridículo, y temen arriesgarse. Quieren que los vean como expertos, y no quieren equivocarse. Encambio cuando son pequeños, todo es nuevo y están dispuestos a aprender y probar. En cuanto al acento, cuanto más pequeños son, menos acento nativo conservarán. Al aprender de grandes, es muy fácil adquirir vocabulario, pero el acento permanece marcado. En definitiva cuesta más trabajo aprender un segundo idioma después de la adole scencia.

El hecho de conocer una segunda lengua ayuda a los niños a conocer su propia lengua, esto se debe a que observan las diferencias y similitudes entre las dos lenguas, y aprenden mejor a comunicarse. Escuchan y responden correctamente, y su autoconfianza es mayor. El aprendizaje de un idioma extranjero también amplia los horizontes del niño. Los niños bilingües también tienen otras ventajas. Tienden a poseer una mayor flexibilidad intelectual, que se demuestra en las técnicas de resolución de problemas y creatividad.

OBJETIVO DEL PROGRAMA DE INGLES.

El enfoque comunicativo del PIP 21 se centra en:

“Promover e impulsar las habilidades comunicativas en el niño preescolar, mediante un acercamiento sensible al idioma inglés, a fin de favorecer su desarrollo integral.” Este objetivo se vincula con las dimensiones del desarrollo infantil:

Dimensión Social: el inglés es un conocimiento de carácter social y por ende se aprende en sociedad, tanto la pronunciación como la entonación y el uso pragmático le da validez.

Dimensión Afectiva: el aprendizaje se favorece con la confianza y el afecto, la relación que el niño establece con la educadora y demás compañeros, buscando la aceptación del grupo, lo cual es crucial para su apropiación,

 Dimensión Física: el juego más que una característica es una definición del niño, los movimientos, desplazamientos y melodías en los juegos bilingües impulsan el desarrollo en forma determinante.

 Dimensión Intelectual: el acercamiento al inglés se centra en la compresión de significados por ello hay que potenciar la construcción del pensamiento y no la simple traducción de palabras.

 METODOLOGIA:

La operación de la guía didáctica estará definida por la motivación, creatividad y experiencia que la educadora aporte a este programa, puesto que la guía didáctica tiene un carácter orientador y su función es sólo la de facilitar la tarea de la educadora, en ningún momento definirla, de hecho la creatividad y experiencia de la educadora es lo que enriquece esta propuesta. Los contenidos temáticos del programa de inglés planteados en los módulos, están retomados de la realidad cotidiana del niño en sus cuatro dimensiones, a saber: social, afectiva, física e intelectual. Por ello dichos contenidos temáticos pueden ser abordados de manera indistinta y no secuenciada, esto quiere decir que la numeración de los módulos obedece solo a una organización y no mantiene una secuencia ordinal, por lo que éstos se podrán abordar indistintamente del número, asimismo, se podrán retomar posteriormente cuantas veces lo demande el grupo escolar y la dificultad de las actividades será acorde a las habilidades de los niños. Para la operación de este programa no se requiere de un nivel de inglés mayor al que la educadora tiene de manera empírica o sistemática (secundaria o bachillerato), ya que se trata particularmente de un acercamiento al idioma inglés, de hecho la educadora debe reconocerse a sí misma también como sujeto de aprendizaje en este proceso, de ahí que su interés, motivación e incluso habilidad investigadora determinen en gran medida los alcances en el aprendizaje (del programa), la educadorda por tanto es el soporte principal para el desarrollo del PIP 21.

Esta guía didáctica ofrece algunos elementos para desarrollar las habilidades comunicativas del niño en el idioma inglés mediante la interacción con sus compañeros, maestros y medios, basándose en experiencias bilingües que le permitan escuchar, ver y jugar de una manera dinámica y real. Las actividades y juegos aquí plasmados son meramente sugeridos, de hecho el contexto y particularmente el niño junto con la educadora pueden plantear acciones que vinculen más de cerca los contenidos temáticos con su realidad cotidiana.

Otra recomendación metodológica para el éxito de éste programa, es el impulso al uso didáctico de los Medios Audio-Visuales en las actividades cotidianas en el Jardín de Niños, particularmente en el acercamiento al inglés, la experiencia confirma lo que los estudios indican, oír, ver y sentir proporcionan una experiencia integral en el desarrollo, es así como el empleo pedagógico de estos medios garantiza aprendizajes más significativos, al poner en juego mayor número de sentidos en forma simultánea, de ahí el éxito de la educación audio-visual. Hay que tener claro que el enfoque de este programa es comunicativo y ello implica que se destaca mayormente el significado antes que la acentuación, esto quiere decir que el énfasis se da a la comprensión de significados y posteriormente a la pronunciación.

El eje rector de este programa es el PEP’92, de esta forma el método de proyectos continúa manejándose de igual forma, sin embargo, se sugiere que antes de iniciar con el programa de inglés se efectúe un proyecto que sea introductivo al inglés siempre rescatando las características y necesidades del niño y la comunidad, algunos títulos que se han manejado son: ¿Cómo hablan en otros lugares?, ¿Porqué hablan diferente?, Indaguemos sobre el inglés, etc., una vez finalizado se tienen las condiciones de incursionar al programa de inglés y es durante el desarrollo de cada proyecto cuando se hará la incorporación de algunas de las actividades y juegos sugeridos en esta guía didáctica, como es importante que las experiencias de los niños sobre el inglés sean frecuentes, se solicita que se aborde dos veces como mínimo en la semana en las acciones que tienen que ver con el proyecto, para que el niño tenga mayor éxito en este ámbito la educadora debe hablarles en la medida de lo posible fuera y dentro del salón. Es importante apoyar la comunicación en gestos, expresiones faciales y acciones pues esto da la clave para entender el significado de lo que escuchan, familiarizándose con los sonidos, ritmos y acentos.

 

Es importante generar unas Flash Cards o tarjetas alusivas al vocabulario en inglés que el niño ha manejado en cada contenido temático, con el objeto de rescatar y reafirmar la construcción de los significados en los niños a través de ellas. Las estrategias deben ser creadas y los recursos serán seleccionados por la educadora para responder a la realidad más cercana del niño, e incluso la generación de actividades tendrá validez al responder a los propósitos y contenidos temáticos correspondientes. Por último, hay que tener presente el apoyo con los padres de familia para desarrollar algunas acciones bilingües fuera del J. de N., como medida dereforzamiento e incluso de investigación, de esta forma el pequeño podrá tener una articulación más significativa en su contexto.